A mayor edad, mayor el deseo

A mayor edad, mayor el deseo

imagesCABUM6KF

Paula se cree ultra moderna, ultra liberal y a sus años y estando soltera, cree haberlas pasado todas. Está pronta a cumplir 40 años y ha conocido a un chico de tan sólo 25 que la dejó alborotada. Y no digo enamorada porque no es ese el sentimiento… es simplemente: fuertes deseos de acostarse con él. Y se avergüenza de confesarlo, pero tiene hasta la piel ruborizada cuando habla del jovencito que conoció en el supermercado y con el que hasta intercambiaron teléfonos. “¿Qué voy a hablar con él?”, nos dice, tropezándose ella misma con su respuesta, “nada, si no lo quiero para conversar” y estallan las risas. Exactamente, no lo quiere para eso, pues lo único que siente por él es deseo, atracción fatal, pasión. Y está decidida a dar el paso, algo que hace unos años atrás ni siquiera se habría cuestionado. El deseo en esa época no era tan fuerte como ahora. Y la claridad de sus emociones y pensamientos tampoco es como antaño. Hoy sabe lo que quiere, lo que le gusta y lo que siente. Y quiere intimar con el chico de 25. Sólo eso.

Como Paula, muchas mujeres a los 40 años saben claramente lo que quieren, en el momento que lo quieren y van en busca de los que desean. No así a los 20 ni a los 30. ¿No me crees? Si! Si la edad tiene mucho que ver en esto de sentir mayor deseo y sentirte más segura de ir tras lo que quieres. En la Universidad de Texas, por ejemplo, el psicólogo David Buss, hizo un estudio en mujeres de 27 a 45 años y los resultaron fueron  muy llamativos. Las mayores son mucho más activas sexualmente y fantasiosas que las de menos edad.

¿Y por qué podrían llamarle la atención a las mayores estar con menores? Porque la mujer trata de mantener en el tiempo su característica de hembra reproductiva y busca el macho que está en la flor de su vida para asegurar la especie. Algo casi instintivo. Pero, según este estudio, además porque en los hombres el interés sexual es mayor en la juventud que en los años siguientes.

Entonces, si te pillas en algún minuto cuestionándote esa calentura que llevas dentro y que según crees no calza con los estándares para ‘tu edad’… Entonces déjame decirte que estás equivocada. Que incluso después de los 40 estamos más predispuestas que las jóvenes a tener sexo casual y estamos más capacitadas a usar con astucia nuestra imaginación, convirtiéndose la mente en una gran herramienta favorecedora de nuestra sexualidad. Como ves, la lujuria de los años es normal y sólo hay que saber usarla a nuestro favor.

Compartelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comenta

*