Lo que debes saber,  Lo que explota el deseo

¿A qué sabe el Yoni?

rose-yoni

Tengo un tema con los olores y lo admito. Casi me persigo para no tener nada de aroma extraño en alguna parte de mi cuerpo y, por consiguiente, siempre temo que así sea.

Por eso es que la limpieza de la zona vaginal en una mujer es, para mí, clave. Tanto que hace muchísimos años le pregunté a un ginecólogo cuál era la mejor manera de asearla para mantenerla perfecta. Él me dijo que debía ser sin jabón –creo que ahí se equivocó- y luego secarlo con secador con aire frío o tibio. La mejor forma para no dejar rastro de humedad que luego provocaran problemas.

Pero en cuanto al sabor… Ni idea.

Hay quienes le han puesto adjetivos y aseguran que es amarga o ácida o metálica o salada… Pero, ¿a qué sabe realmente el Yoni, el sexo femenino?

Carol Queen, una famosa sexóloga, asegura en sus escritos que el aroma y sabor de una mujer varía de una a otra y también en el día, ya que depende de su balance hormonal y la química corporal de cada una. Asimismo, depende también de cuán cerca está de su ciclo menstrual. La especialista, además advierte que con los años la cosa también cambia.

“La edad afecta la consistencia y disponibilidad de la lubricación vaginal, entre la pubertad y la menopausia las mujeres tienen más secreciones; y a medida que la mujer se estresa, puede tender a (tener un olor) acre”, dice.

Por eso es que creo que una buena manera de favorecer la higiene y frescura de esta zona es depilar el vello púbico o bien recortarlo, para que no se concentre ni la humedad ni el sudor.

Además, te cuento que mientras tengas hábitos saludables (alimentación equilibrada, practiques ejercicios…) tu PH será más equilibrado y, por lo mismo, tu sabor será más agradable. A esto súmale el ítem de la hidratación, ya que esto te ayudará a eliminar toxinas y sumará puntos en el resultado.

Ahora bien, no nos engañemos, que entre la pasión del momento, la locura de los cuerpos y las ganas de locas de tocarnos, si sabe a dulce, a salado o a ocre, bien da lo mismo. Aquí lo único que no se permite es la falta de higiene, el resto, hasta puede calentar los motores y producir adicción.

@KarenUribarri Karen Uribarri, sexblogger, periodista especializada en sexualidad, además de columnista y videobloguera con presencia en importantes medios de comunicación de Chile.

One Comment

  • Nicolas

    voy a decir algo probablemente estúpido: pero al besar a una mujer ya puedes imaginarte que sabor (y ciertamente el olor) tendrá más abajo… puede ser algo de alimentación…, no se muy bien, pero luego del primer beso ya puedes empezar a imaginarte si ya luego tendrás una buena o mala sorpresa con las otras secreciones.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *