Autoerotismo: Tantra, tips y mucho más.

Autoerotismo: Tantra, tips y mucho más.

Atrás quedó el concepto de que la autosatisfacción sexual era un pecado grave para quien lo practicara, y hoy, en cambio, se ha comprobado que es un factor importante en nuestra sexualidad. Pero hay que aclarar que no corresponde únicamente a la masturbación, sino que engloba una variedad de prácticas que logran el placer individual.

Durante años se dijo que la masturbación era inapropiada, pecaminosa e incluso mala para la salud. El sólo hecho de utilizar el sexo para otros fines no reproductivos, dejaba al individuo sintiéndose culpable y cerrado absolutamente al placer. Eso ha cambiado y aunque sigue costando hablar del tema, se ha entendido que hay un trasfondo científico que respalda su acción y que reúne un sinnúmero de factores más allá de la masturbación, por lo que pasó a llamarte autoerotismo más perfectamente.

¿A qué se le llama autoerotismo?

Se refiere a la gran variedad de posibilidades por medio de las cuales una persona se transforma en objeto de deseo y placer para sí misma, pasando a ser también un preámbulo a la seducción y el encuentro sexual con una pareja. Por lo mismo, el autoerotismo brinda recursos importantísimos para nuestra vida sexual, que no se deben desaprovechar. Y es que muchos de los problemas sexuales en una pareja tienen su base precisamente en el pequeño conocimiento del propio cuerpo y escasa investigación de las propias posibilidades de erotización.

Una vía de solución

Gracias a diversos estudios médicos, se ha llegado a la conclusión que el autoerotismo es una excelente vía de solución de problemas sexuales como la anorgasmia en la mujer, o la impotencia y eyaculación precoz en el hombre. Y es que al conocer nuestro propio cuerpo y nuestros tiempos individuales, es posible experimentar la sexualidad paso a paso, sin presiones y prepararse así para próximos encuentros.

Autoerotismo y Tantra

Para el Tantra, la autosatisfacción también es muy importante. Se dice que:

“El secreto de estar con una pareja es igual al secreto de estar con uno mismo: aumentar la energía en el cuerpo, y en lugar de liberarla en un orgasmo, permitir que suba hasta el corazón”. Es decir, que para saber estar en pareja, es necesario saber estar con uno mismo. Por ello, es importante tener un conocimiento exacto de cómo funciona la energía de nuestro cuerpo, para luego poder tomar en cuenta la energía del otro. Además, aprender a llegar al orgasmo solas y también con una pareja, es sin duda un descubrimiento muy poderoso y nos puede ayudar a tener relaciones sexuales exitosas. Y es que si no dependes de tu pareja para el éxtasis ni lo culpas por sus faltas, entonces puedes disfrutar de mejor manera una relación sexual con él, sin mayores preocupaciones y exigencias, sólo con las ganas de pasarla bien.

Conductas autoeróticas

Según el doctor Raúl E. Martínez, autor de la publicación titulada “Erotismo, autoerotismo y masturbación”, hablar de autoerotismo es “cuando una persona disfruta sexualmente a solas sin la compañía física de otra persona, lo cual no se opone a que muy comúnmente a través de los recuerdos esté alguien presente imaginariamente”. Por lo mismo, las conductas autoeróticas son: “el leer un relato excitante, mirar una película sexualmente estimulante, elaborar fantasías y también llevar a cabo la autoestimulación masturbatoria. Debe aclararse que en una pareja también puede ocurrir la masturbación, aunque en este caso sea compartida; de tal forma que no son equivalentes autoerotismo y masturbación”, afirma el doctor Martínez, agregando que “la masturbación femenina es la actividad sexual que mejor garantiza el orgasmo. Sin embargo, tanto la mujer como los medios de comunicación mantienen ante la misma una postura cercana al tabú que dificulta su aceptación social, al contrario de lo que sucede con la masculina, que es considerada una práctica normal. Esta actitud crea inseguridad en la niña e impide a la mujer adulta comunicar libremente sus preferencias para mejorar sus relaciones de pareja. Es más, la impulsa a identificarse como un modelo femenino patológico que obstaculiza el normal desarrollo de su sexualidad”.

Tips a tener en cuenta

Las cosas más importantes que hay que saber sobre la masturbación según la Lic. Cristina Tania Fridman, experta educadora sexual, son:

1. Que la mayoría de las personas la practican

2. Que a menos que una persona use una técnica demasiado violenta, la masturbación no produce ningún daño físico.

3. Muchas personas sienten culpa o angustia porque no saben que: la masturbación no solo no es mala para la salud, sino que puede ser útil; no produce granitos; no afecta la capacidad de convertirse el día de mañana en padre o madre; no causa locura; no agranda el tamaño del pene en forma permanente; no lo reduce ni lo acorta, ni cambia su curvatura; no altera permanentemente los genitales femeninos ni en tamaño, ni en color o forma; no causa enfermedad; no reduce durante la adolescencia la capacidad de reaccionar sexualmente con un compañero ni ahora ni más adelante; no es malo masturbarse

4. El porcentaje de mujeres que se masturban ha acrecentado en las últimas décadas en relación con el real ejercicio del derecho de la sexualidad por parte de las mujeres.

5. La repetición de la masturbación varía mucho. Unas lo hacen en establecidas circunstancias de sus vidas, otras, lo hacen aunque tengan otro tipo de actividad sexual. No hay dos personas que usen la misma técnica. Requiere tiempo aprender lo que a uno le gusta y transmitirlo también a un compañero o compañera sexual.

6. Hay evidencia científica que las mujeres que se han masturbado hasta el orgasmo probablemente lo experimenten con mayor facilidad en las actividades sexuales con un compañero.

7. No existen datos de que produzca esterilidad.

8. La masturbación la practican las personas de todas las edades. También las personas mayores, tengan o no vida sexual, estén o no casadas. En general ayuda a mantener la salud de los genitales después de la menopausia.

9. Estar en pareja, y masturbarse no significa que el compañero o la compañera suplanten la actividad de encuentro con la pareja, suele ser una actividad complementaria.

10. Las fantasías sexuales individuales o grupales, usadas como estímulo masturbatorio son comunes para la autoestimulación

Compartelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comenta

*