“Buenos días mi guapita”, por Tu cosito #concurso #turelatoerotico

“Lo del grupo es solo broma, aunque igual estás rica” Así fue como se empezó con este juego, los buenos días y buenas noches  no faltaron más, pasaré a verte al trabajo y ahí, en persona cambió todo.

“Invítame un café”….claro pasa, ese día no quisiste recibir el beso, pero tampoco cerraste la posibilidad, por eso vino lo demás, entre juguito de piña, cigarros, helados, cafés nos empezamos a desear de manera oculta, hasta que me robaste ese topito, de ahí en adelante las ganas de estar juntos se hicieron casi irresistibles, las visitas a tu trabajo ya eran más seguidas y las conversaciones de otro tono, hasta que un ven, acompáñame al baño, hizo el descontrol, un beso ardiente y el movimiento de las caderas fueron como que estaban conectados, mis manos en tus nalgas, mis labios recorriendo tu cuello, buscando esos pechos tan deseados, y la respiración a mil.

Hasta que llegó lo mejor de ese día toda mi sexualidad en tu boca, con un tremendo sexo oral, más detalles mmmmm no, eso es para mi jajajajaj.

Ese baño ya se hizo chico para lo que estábamos buscando, hasta que llegó el día, el nerviosismo estaba, pero eran más las ganas de estar dentro y poder sentirnos como uno solo, ni el ordenar la ropa quitó esas ganas, besos, caricias, tranquilidad hicieron ese momento especial…… espérame ahí, y saliste del baño con ese traje que recuerdo perfectamente, tumbados en la cama, recorriendo tu cuerpo con besos, desde tu boca a el entrepiernas, para cumplir lo prometido, que disfrutarías como nunca un sexo oral, tu humedad vaginal hacía no querer salir de ahí, el juego con mi lengua, tus gemidos y espasmos me decían que la promesa, se estaba cumpliendo y cuando vino la penetracion supimos que esa conexión y química algo más traería, un descanso, sushi y nuevamente nuestros sexos se juntaron, mi pene durísimo con nunca y tu vagina mojada de manera espectacular, hacían que todo fuera más rico y fácil, se nos acabó el tiempo sin querer dejarnos, pero nuestras parejas nos esperaban en las casas, pequeño pero gran detalle.

Así llevamos un año, entre el baño de tu trabajo, el espejo y todos los vidrios empañados, lavamanos suelto, moteles, idas a dejar, conversaciones de whatsap, fotos vídeos y el deseo y las ganas aún están y no se apagan, en realidad no sé si se apagarán en algún momento, pero lo más seguro es que sea por mucho tiempo más.

Siempre hemos mantenido el respeto, aunque tuve salir asustado una vez de tu patio, hacer callar al perro de tu vecino y llegar con las piernas temblorosas. Todo ha valido la pena,  desde ese topito hasta ese olvídalo jajajajaj

Lo relato como carta, porque sé que lo leerás.

Buenas noches, descanse.

PD: Sabes que volveré por ti, esta vez elige el vino.

#tucosito

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *