Consejos: ¿Cómo superar una traición?

Consejos: ¿Cómo superar una traición?

La infidelidad resulta ser una de las razones más poderosas para quebrar una relación y es que la mayoría de las mujeres –y también de los hombres- afirman que volver a creer en esa persona es francamente imposible.

Cuando se les pregunta a los infieles las razones por las que lo fueron, coinciden en su mayoría que la relación sentimental que vivían no copaba sus expectativas y que decidieron buscar lo que les faltaba en otra persona; no tomando en cuenta que había altas probabilidades que perdieran todo el resto por esta infidelidad. Para ellos no es solución válida la comunicación o el intentar solucionar las deficiencias dentro de la pareja, sino que se van por el camino más fácil y peligroso: buscar a una tercera persona. Así, cambian su comportamiento, llegan tarde a casa, se excusan siempre con el trabajo, se enojan por cualquier detalle y evitan tener conversaciones más profundas que las triviales. Y si bien estos no son claros síntomas que existe una infidelidad, sí denotan que la relación pasa por un mal momento y cuando la situación está débil es cuando se da cabida a otra mujer. Así que atención.

Ahora bien, si lamentablemente estás segura que te ha sido infiel, te sientes dolida y humillada, y has perdido la confianza y el respeto en el otro; sigue estos consejos.

1.- El dolor debes vivirlo. No sacas nada positivo guardándote la rabia, la pena y la desilusión. Llora, demuestra lo que sientes, habla y pregunta lo que necesites saber, para no quedarte con interrogantes que se interpongan en tu futura sanidad mental.

2.- El perdón depende de ti. Algunas mujeres no pueden seguir con una persona que le ha sido infiel, pero otras sí y por diversos motivos (por los hijos, por la sociedad, la religión o económicamente) siguen junto a él. El tema es que si perdonas debes olvidar y no sacar el tema de la infidelidad cada vez que tengas una discusión, pues eso desgastará aún más la relación y te dañará el alma. En este caso, debes buscar ayuda profesional, porque necesitarás volver a creer en él y él deberá buscar la mejor formar de que confíes. Pero siempre pon atención a las huellas que pueda dejar la infidelidad en tu relación, pues si olvidaste, estas no deben existir.

3.- Busca las razones de la infidelidad. Toda infidelidad ocurre porque hay una crisis en la pareja que es culpa de dos. Analiza la relación real que tienes con tu pareja y descubre por qué fallaron en su convivencia. Tal vez no quieras volver a verlo jamás, pero al menos saca una lección de ello y mejora algún aspecto de tu conducta.

4.- No te culpes. Si bien dijimos que generalmente la infidelidad es producto de una relación dañada, existen casos particulares en los que el individuo posee una personalidad tal que no le permite ser fiel. En estos casos, piensa muy bien si seguirás a su lado, porque su esencia no cambiará y este será un dolor recurrente en tu vida. Si aún así quieres seguir con él, ínstalo a seguir una terapia que lo haga madurar emocionalmente. Y no dejes que te culpe por sus errores (“siempre te dolía la cabeza”, “me dejaste de lado”, “nunca querías intimar”, etc.), recuerda: “No hay fogón que no prende, sólo que no lo saben encender”.

5.- Valora racionalmente sus gestos para reconquistarte. Claro que en su justa medida. Si está arrepentido y te jura que cambiará, atención, piénsalo racionalmente y no te ilusiones sólo por un ramo de flores. La infidelidad es un daño serio y merece ser tratado como tal… aunque siempre es válido volver a sentirse querida por el otro. Sólo tu sabrás si sus nuevas declaraciones son reales o si sólo intenta recuperarte. Míralo a los ojos y descúbrelo.

6.- Busca tu felicidad. Si él no pensó en el dolor que te provocaría al involucrarse con otra persona, pues que sea lección para ti de que debes pensar antes en ti que en el resto (esto excluyendo a tus hijos, claro esta). Por eso, entra en tu corazón y en tu mente y descubre qué te hace feliz, cómo estarás más tranquila y cómo puedes volver a recuperar tu esencia que ha sido menoscabada. Luego, no dudes en hacer cada una de esas cosas para sacarte adelante y volver a sonreír, pero de verdad y con dignidad. No te compares con su amante ni intentes averiguar todo de ella. El error fue de tu pareja que no fue lo suficientemente fuerte o sabio, para elegir por ti y la relación que tenían.

7.- Vuelve a ser tú. Está claro que una infidelidad puede ‘botar’ a cualquiera, pero debes saber que como mujer posees una fuerza interna superior que te ayudará a salir adelante. No te descuides ni busques en la comida la solución para tu pena y cólera. Arréglate, cultiva tu espíritu, centra tu atención en otras actividades, aunque te sea difícil… Pero intenta seguir viviendo con la alegría que siempre te caracterizó. Como bien dice el dicho: “lo que no te mata, te fortalece”.

Compartelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comenta

*