El látex por @sebastiannora

El látex por @sebastiannora

latex 1

Noche perfecta. Mucho vino, harta risa, primavera y al frente, una de esas mujeres para aplaudir… dios mío… ella, una ejecutiva de esas que dan miedo. Segura de sí misma y siempre bien vestida. Vida recorrida y una que otra tranca. Como todos. Como todas. Nadie se salva.

Bueno, luego del bar, el auto fue un incendio de esos como para llamar a la Conaf. Llegamos a la casa, y seguimos con el vino, las risas, pero ya más sueltos, distendidos, relajados. Besos locos por aquí y por allá; toqueteos varios e impertinentes. Noche ideal.

De un paraguazo la levanto, tipo película porno, y la llevo a la pieza. Lentamente y medio mareado, comencé a sacarle la ropa. Me daba pena, porque era un lindo traje… pero bue… ya en pelota, me dediqué a disfrutar del momento (siempre lo hago, me doy el tiempo de mirar, recorrer, hacerlo diferente, un plus). Tenía un forrazo. Piernas largas y firmes; un olor increíble; una espalda de temer; y unas pechugas para rezar. Ella me sacó los pantalones (habrá algo más rico que eso?), la polera, y yo hice el resto. Todo esto, obviamente, repleto de besos, chupetones, y cuánta cosa mojada existiera. Ya en ebullición, me apresto a ponerme el condón. Mi amigo listo para la acción, yo en llamas. Abro el velador, saco el condón y entre penumbras y jadeos ella dice: “pucha, tengo que decirte algo”… mi cabeza (ambas) no pensaba mucho, menos quería conversar ni analizar nada. “soy alérgica al látex”, dice… microsegundos de tensión. Ok, la cosa estaba caliente, pero en estos tiempos, ir a la fiesta sin sombrero, es casi un suicidio. Nos quedamos mirando con mi compadre sin saber qué hacer. Lo miré, la miré a ella, y pensaba “chucha, pero es muy rica”… Entre tanto los segundos pasaban y como todos sabemos, los hombres somos de momentos… y me dice: “mira, toca”, me toma la mano, la lleva a su pechuga izquierda y toqué el encapsulamiento de una silicona. Una especie de ganglio puesto por quién sabe qué medico chanta. Una bola de plástico nadando entre sus tetas. Mal. Ya mi compañero se empezó a desinflar, obvio, yo haciendo tocaciones y él lo único que quería era pasarlo bien.

Pero aún quedaba noche. Ya analizado el tumor de látex, me dice: “tendría que ser sin condón, porque me da alergia, me enroncho entera”… dios mío… pasándome todas las películas porno que había visto en mi vida por la cabeza para que mi amigo se pusiera de pie de nuevo, y con hidalguía… lo logré… seguimos la contienda… como buen macho caliente y testosterónico, había que consumar el hecho… mi mente divagaba mientras me movía “chucha, tendrá algo esta mina”, “estará sanita”, “afuera hueón, afuera!”, y así… el resto, me lo reservo… 😉

Bueno. Creo que en la comunicación está todo. Si esto lo hubiera sabido antes, seguramente actuaba de otra forma, no me distraería, qué se yo… ustedes? Qué hubieran hecho? Van a la pelea? Esa pregunta va para ambos sexos, ojo… minas, se la juegan en tirar con un tipo sin condón a estas alturas del partido, por muy prendidas que estén?…

 

Compartelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comenta

*