El matrimonio es un suicidio a veces… Por @sebastiannora

suicide

Viernes. Fiesta de celebración de 40 años. Música. Dj. Barra. Buena onda. Ella bailaba por su lado con sus amigas; él hacia el loco con 25 piscolas encima. Ella quería compartir con él, pero el pelotudo nadaba en orgullo.
La historia es simple. Venían peleando desde la tarde y justo tenían esta fiesta importante a la cual no podían dejar de ir. Ella, intentando que el baile y la música fueran un pretexto para terminar con la discusión, tomarse un par de tragos juntos y olvidar los malos ratos. Reencontrarse aunque fuera un ratito. Pero no. El hombrón estaba tan absorto en su juego infantil que no dio pie atrás.
Ella lo intentó, yo lo vi. No sé quien se mandó la cagada ni por qué fue la pelea, pero ella quería solucionar y él arrancar. Claro, estaba frente a todos sus amigos, así es que su parada de macho tenía que ser firme, dura. Tan estúpidos que somos los hombres a veces… Mientras ella hacía coreografías brasileñas, él hacia rondas taradas con los amigos (más tarados aún). Daba la sensación de que cada quien marcaba un territorio que alguna vez fue suyo, compartido. Nosotros bailábamos y mirábamos este espectáculo y pensábamos “el tiempo que se pierde peleando”, “por qué hay gente tan tonta y por qué nos cuesta salir de un estado de enojo”.
La noche siguió y cada uno por su lado. A tal punto fue la estupidez del tipo que le dijo a un desconocido “baila con ella un rato para que no huevee”. Ella lo miró con cara de desolación total, agarró un taxi y se fue. Era el colmo de la humillación, y frente a todos sus amigos. Al salir a acompañarla, ella no dejaba de exclamar “puta, qué hago con este hueón”.
Acá la gran pregunta: ¿Qué haces con una persona que te humilla, te trata mal, te basurea frente al resto? Me parece que la respuesta es clara. El tema, es que aunque no lo crea, esa misma pareja lleva ya más de 20 años de “matrimonio”, ¿cómo? No lo entiendo. Y acá mi cuestionamiento. ¿De quien es el problema? ¿Del chancho o de quien da de comer? ¿Es él el cacho o ella es la tonta? ¿Es él el estúpido o ella es quien se ha mantenido años y años aguantando como estúpida?
A la mañana siguiente, como buen imbécil, el tipo despertó enojado, créalo. Enojado por el “escándalo” que había hecho ella toda la noche… Dios mío.
Estar en pareja asusta. ¿No?
Llegar a ese límite aterra. ¿No?
¿Todas las parejas son así? ¿Es algo normal? ¿Es permitido a una altura del partido sacarse los ojos porque sabemos que con los años la costumbre es más fuerte y nadie te dirá nada? ¿Por qué nos metemos en una relación y al principio todo es color de rosa, pero pasan los años y el respeto se va al carajo? ¿A tal punto llega la monotonía que odias al otro y que se termina por transformar en un rival? ¿Para qué estar con alguien si lo detestas? ¿No es mejor separarse?
El matrimonio es un suicidio a veces.
Te entregas a los brazos de otros para morir.
Lentamente, año tras año, mueres un poquito con alguien que no vale la pena al lado.
El tema es que es tan simple todo. Por último, en este caso, no vas a la fiesta, te sacas los ojos puertas adentro, pero no haces el ridículo y dejas como idiota al otro.
Compadezco a esa pobre mujer. Pobre en todo sentido. Porque lo pasa pésimo, porque se ha mamado a un tipo tonto durante 20 años y porque tienes que ser muy pobre emocionalmente para llegar a eso. No soy sicólogo, así es que ustedes analizarán. ¿Les ha pasado? Cuando estén a punto de dejar en ridículo a alguien en un evento social, piénsenlo dos veces. Es muy triste la escena.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *