“El peligro de las redes sociales”, por Micaela #concurso #turelatoerotico

A poco tiempo de abrir mi cuenta de Instagram para subir muchas fotografías que tenía guardadas y quería mostrar, comenzaron a llegar las solicitudes para seguirme y así apareció el, yo acepte sin ver quien era ni nada, y un día comenzó a escribirme, era un joven ingeniero de pelo largo y claro muy conversador y amable, a mi me causa risa hablar con desconocidos y mas que se muestren tan interesados en saber de ti, me pregunté como será Tinder jajaja, y así cada día estaba dispuesto a conversar y poner like a cada foto o publicación, que podía haber en común con tanta diferencia de edad? el decía que eso no le importaba, se fue dando una complicidad muy rica y cada día crecía la confianza, y se ponía cada vez mas sexy la charla, me preguntaba que me gusta hacer o que me hagan y el ya estaba en llamas jajaja, y no puedo negarlo yo estaba igual, un día me escribió y por cosas del destino ambos íbamos en la línea 1 del metro en sentidos opuestos, dijo no puede ser tenemos que conocernos por favor, a la cuenta de 3 ya me había bajado y esperaba en el andén, no pasaron ni cinco minutos y estaba ahí parado frente a mí, muy alto con su pelo largo y sus lindos ojos, se acercó lo vi como en cámara lenta, sonreía tan lindo llego a mi lado y me dio un abrazo apretado, mi corazón a mil, dio un paso atrás y tomó mi cara con ambas manos y me plantó un beso tan apasionado que sentía como si hubiésemos sido envueltos en un torbellino, la gente que estaba alrededor desapareció, no escuchaba ningún ruido, de pronto el metro estaba en modo MUTE, me tomó de la mano y me sacó de ahí. Me encantó lo decidido que es para sus edad, 20 años menor que yo, a un taxi y luego a su departamento, subimos en ascensor sin dejar de besarnos, nos reíamos mucho, el apuro por llegar era evidente, saco las llaves abrió la puerta y me tomo en brazos, lo recuerdo y mi corazón se alborota de nuevo, con mucha prisa comenzamos a quitarnos la ropa, su boca hirviendo devoraba mis pezones haciéndome estallar en placer, me recorrió entera, su energía poderosa me tenía extasiada, era cierto todo lo que me había ofrecido, nuestros cuerpos eran la talla perfecta, cada movimiento cada caricia me hacía querer más y más, él toma mis piernas y las pone sobre sus hombros quedando totalmente dentro de mí, encajado perfecto y llegó tan profundo como nadie antes lo había hecho, tiene una gran potencia, nuestros cuerpos mojados estaban pegados sin querer soltarse, su boca me absorbe sus besos me incendian después de tanto placer que me a dado me toca a mí dárselo, lo tengo ahí frente a mi tendido de espalda respirando profundo casi jadeante, y tomo con mis manos su pene que se niega a descansar, es un rebelde un guerrero ….. que esta a punto de ser llevado al Nirvana, no puede ser menos, es lo que merecía por tan magnifico desempeño, verlo disfrutar mi regalo, mirarlo a los ojos cuando se lo daba me dejo más que satisfecha.

Nos dormimos después de cuatro horas de pasión, mi celular sonó un mensaje me recordaba que debía volver a la realidad, olvidé hasta que tenía una reunión, entré a la ducha rápidamente el me siguió, muy tierno ayudo a secar mi espalda dándome muchos besitos, no quería que me fuera, pero eso no podía ser, era imposible, me vestí y nos despedimos, sentí como si me fuera al destierro, sabía que eso no podía volver a pasar, es un recuerdo que atesoro dentro de mí, tener una experiencia con tanta química y atracción pocas veces se da, cuando lo pienso tiemblan mis piernas, la felicidad de aquel encuentro viene a mi cada vez que la recuerdo y todo por causa de Instagram jajaja.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *