Todo para la pareja

¿El tamaño o el amante?

María José me acaba de confesar que lo más probable es que termine con su pololo porque él no es muy bien dotado, lo que la deja insatisfecha sexualmente. Y yo me quedo pensando en la cantidad de hombres que no tienen una gran masculinidad como para jactarse de ser los reyes en la cama. Es más, los orientales son lejos los más populares por tenerlo chico, sin embargo, son reconocidos como amantes osados. Yo, por mi parte, le hice el quite hace unos años a tener un encuentro cercano con un hombre que era casi dueño de un Alien y no de un pene. Recuerdo aún cómo huí despavorida al ver tamaño instrumento y el miedo que se apoderó de mí. Nunca más le contesté el teléfono. Fui cobarde, jajjaja.

Es por todo esto que he concluido que le damos demasiada importancia al tema del tamaño ‘de’, cuando lo importante aquí es el tamaño de nuestra vagina para soportar grandes o pequeños y disfrutar de igual manera. Y es que la cavidad femenina genera intrigas en torno a su capacidad y a sus necesidades. Es decir, si requiere que su contraparte posea el mismo tamaño para asegurarse de que lo pasará bien con ese compañero sexualmente. Sobre todo porque aunque algunas no conocen ni siquiera  la anatomía de sus genitales, incluso creyendo que es tamaño estándar, por decirlo de algún modo. Pero no es así, porque la vagina consta de tres capas recubiertas por una membrana mucosa, y tiene un poder elástico asombroso. “Su capa central muscular posee numerosos vasos sanguíneos que se dilatan durante las relaciones sexuales, produciendo, por decirlo así, la erección de la vagina, fenómeno que permite a ésta adaptarse y oprimir ligeramente el pene, con lo cual las terminaciones nerviosas de éste entran en contacto más estrecho con la de aquélla”, afirma el Dr. Norman Haire en uno de sus libros. Por ello es que una mujer grande puede sentir menos con un hombre pequeño. Aunque la realidad es que las terminales nerviosas más sensibles se encuentran en la parte externa de la vagina, por lo que ni el pene ni la vagina influyen mucho en el goce sexual. De allí que se afirme que la técnica en el acto sexual puede convertirte en mejor amante que un gran instrumento de placer. El resto es estética, vanidad o pudor.

@KarenUribarri Karen Uribarri, sexblogger, periodista especializada en sexualidad, además de columnista y videobloguera con presencia en importantes medios de comunicación de Chile.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *