Historia y datos freak. Mitos de San Valentín

Historia y datos freak. Mitos de San Valentín

Conocido obispo que murió por casar a parejas prohibidas, hoy es el mártir por el que se conmemora el famoso día de los enamorados. Conoce cómo surgió esta festividad y los diferentes modos en los que se celebra alrededor del mundo.

Hace muchos años atrás, en Roma, un hombre fue sacrificado por hacer caso omiso a las órdenes del emperador Claudio II, casando a diferentes soldados, lo que el dictador consideraba un grave error por quitarles eficiencia a estos hombres si convivían maritalmente. Sin embargo, Valentín, obispo de Interamma, siguió sus principios y por amor casó a estas parejas a escondidas. Producto de esto, murió un 14 de febrero, día que fue declarado fiesta en el año 1969, cuando el calendario católico romano dedicó esta fecha a todos los santos cristianos, entre ellos a San Valentín.

Con el tiempo, esta fiesta religiosa se transformó en lo que hoy es el Día de los Enamorados y cuya costumbre más generalizada, invita a todos los románticos a intercambiar tarjetas en las que se expresan todos los sentimientos. Algunos más apasionados, agregan a esta muestra de cariño, regalos como flores, chocolates o peluches, entre otros obsequios.

Algunas curiosidades

Actualmente es muy común encontrar un sinnúmero de variedades de tarjetas de San Valentín, pero en el siglo XVIII, éstas se caracterizaban por ser de un tipo muy particular. En su portada aparecía dibujado a mano un querubín desnudo, con flechas de amor que aseguraba clavar el corazón del destinatario. Este Cupido, fue tomado seguramente de la mitología romana, donde este chico es el hijo de Venus, diosa del amor y la belleza.

Luego, como estas cartas debían contener frases significativas y emocionantes, se publicó con gran éxito un libro en 1797 (“El joven escritor de valentinas”), del que se podían extraer declaraciones y dichos de amor especialmente para esa fecha… si es que la imaginación nos traicionaba. Producto de esto, aparecieron cientos de libros de valentinas.

Más tarde, en el siglo XIX, se pusieron de moda osadas postales con figuras obscenas, las que incluso fueron rechazadas por la institución de correos de la ciudad de Chicago, Estados Unidos, por encontrarlas indignas de ser transmitidas.

Los niños también celebran

Si bien el Día de San Valentín es conocido por estar dedicado a las parejas, con el tiempo se amplió el sentimiento hacia la amistad. Por eso, en algunos países como Canadá y Estados Unidos, esta fiesta también es celebrada por los niños, quienes incluso arreglan sus salones de clases con decoraciones alusivas al amor. Ese día, los niños se intercambian tarjetas con sus amigos, donde les expresan su inocente cariño. Además, comparten dulces y manjares como muestra de su unión afectiva.

Los jóvenes tampoco se quedan atrás, y en esta fecha organizan fiestas de San Valentín, para lo cual se preparan dulces y regalos decorados con corazones y cupidos.

Los pequeños ingleses tampoco se alejan de esta fiesta, y cantan temas especiales e intercambian frutas, dinero y dulces.

Distintas costumbres Si bien el día de San Valentín conmemora en la mayoría de los países el amor y la amistad, las costumbres para festejar algunas veces son muy distintas entre sí. Por ejemplo, en algunas regiones de Inglaterra se hornean panes de San Valentín, los que se hacen con semillas de alcaravea, ciruelas o incluso pasas. En Italia, las mujeres solteras se paran al amanecer frente a la ventana y aseguran que el primer hombre que vean se casará con ellas ese mismo año. En Dinamarca, mientras tanto, se tiene la costumbre de enviar flores blancas prensadas, que llaman gotas de nieve. Los hombres, por su parte, envían cartas graciosas que son firmadas sólo con puntitos, uno por cada letra de su nombre. Si la mujer adivina quién se la envío, es recompensada con un huevito el día de Pascua de Resurrección.

Estas costumbres se remontan a muchos siglos atrás. En 1700, por ejemplo, las inglesas escribían los nombres de sus enamorados en distintos papeles, los que eran enrollados con arcilla y echados al agua. Se suponía que el primer papel que subía a la superficie, era el nombre del verdadero amor de esa mujer. En esa misma época, otras mujeres tenían la creencia que si ponían cinco hojas de laureles en el centro de su almohada y una en cada esquina, conocerían a su futuro esposo en sus sueños.

Más actualizado, en Corea, las mujeres son las que entregan chocolates a sus hombres en el Día de San Valentín. En Nueva York, sólo siete parejas tienen el honor de contraer matrimonio en el piso 80 del Empire State Building, pasando a ser parte inmediatamente del Club Nupcial de este enorme edificio. Y en Japón, muchísimas parejas van hasta el monte Fuji, hacia el punto de los enamorados ubicado en Izu, para tocar la Campana del Amor tres veces mientras dicen el nombre de su amado. Se supone que luego de este ritual, éste se convertirá en su amor para toda la vida. Algo que todos buscan en esta fecha y sea por el medio que sea, se espera lograr. Al fin y al cabo, es el Día del Amor cuando todo se puede.

Compartelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comenta

*