La ansiedad afecta tu función sexual

La ansiedad afecta tu función sexual

couple in bed

Tras un importante estudio, científicos del departamento de Personalidad y Tratamiento Psicológico de la Universidad de Granada, concluyeron que la mala actitud frente al sexo y la existencia de angustia o preocupación, afectan directamente nuestro deseo sexual, eliminando la libido o disminuyéndola considerablemente.

Ya lo habíamos hablado. Las fantasías sexuales son indispensables dentro de una vida sexual sana y satisfactoria. Pero, ¿tan mal nos puede hacer ser ansiosas y negativas? Así al menos no lo aseguraron los estudiosos de la Asociación Española para la Salud Sexual, ya que luego de una investigación lograron descubrir que estos dos factores podrían tirar al tacho de la basura nuestra vida sexual.

Según los investigadores de la Universidad de Granada, tras el estudio se definió que el 32% de los hombres sufre de inhibición del deseo sexual debido a actitudes sexuales negativas, mientras que el 18% de las mujeres sufre de esta inhibición debido a la ansiedad y la erotofobia, o presencia de actitudes negativas en esta materia. De allí que la falta de deseo sexual sea una de las principales causas de disfunción sexual en las mujeres.

Hombres versus mujeres

El estudio, que fue publicado en la revista “Psychological Reports”, aclaró que los hombres reaccionan de forma más positiva hacia estímulos sexuales y, además, los aceptan o reciben con mayor facilidad, potenciando así la libido. En tanto, las mujeres experimentan mayor deseo si imaginan situaciones sexuales o fantasean con regularidad. Pero, sus estados emocionales transitorios, como es el caso de la ansiedad, afectan fuertemente su función sexual.

Esto es importantísimo de definir, ya que el según los expertos, el deseo sexual es la fase más compleja del acto sexual, ya que está directamente afectada por variados factores neurofisiológicos, psicológicos y sociales. De allí que mantener relaciones sin tener deseo, inhibe inmediatamente el resto de las fases del acto sexual, como es la excitación y orgasmo.

Los efectos negativos de la ansiedad

Si el efecto de la ansiedad en nuestra sexualidad es tan grande, cabe preguntarse por qué es así. “La ansiedad es una respuesta afectiva que invade por completo a las personas, es una sensación que mezcla aspectos emocionales (siento angustia, inseguridad, temor), corporales o fisiológicos (me pongo intranquila, mi cuerpo necesita moverse) y cognitivos (pienso que algo va a salir mal, que algo malo va a ocurrir), por eso es que puede llegar a ser invalidante en términos de la toma de decisiones, de realizar una conducta o expresar mi mundo interno”, explica Catalina Valenzuela Viteri, Psicóloga y Coordinadora de la Escuela de Psicología de la Universidad de Las Américas.

Toda esta sintomatología vivida en el ámbito de la sexualidad humana es mucho más complicado aún, ya que es ahí donde más vulnerables no sentimos, debido a la exposición y a la expectativa que hay entorno a los resultados. “Si una mujer se enfrenta a este escenario con altos montos de ansiedad, es altamente probable que su rendimiento en términos sexuales no sea el óptimo, con esto me refiero a que las posibilidades que logre un orgasmo, una buena lubricación o simplemente sentir la situación como algo placentero puede complicarse, porque se verá interferida por una serie de sensaciones corporales, emociones y pensamientos que lejos de fortalecerla, hará que dude y equivoque sus pasos”, dice la psicóloga.  Esto se reafirma con la existencia de estudios que han demostrado que altos montos de ansiedad repercuten negativamente en el rendimiento en cualquier ámbito de la vida, más aún si esto corresponde al escenario sexual.
 

Compartelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comenta

*