La columna de Caco Agurto: La sexualidad en los discapacitados

La columna de Caco Agurto: La sexualidad en los discapacitados

sex%20and%20disability

Cuando una persona está con otra, compartiendo una relación, lógicamente espera que lo acepte tal cual es, lo acaricie sin prejuicios y lo ame sin tapujos. De esta manera podemos entender que la sexualidad es un proceso en donde se puede expresar el amor y la aceptación en su máxima expresión.
Pero, ¿qué pasa cuando no podemos tener esto, aun queriendo tenerlo?
En mi experiencia personal, puedo comentar, que al crecer con una discapacidad física, me fui dando cuenta que no sólo era diferente en cuanto a mi cuerpo, sino también era diferente en cuanto a mi interacción social y a los temas a los que se me incluía. Existían temas que a la mayoría de mis compañeros “Discapacitados” no les interesaban, puesto que vivían en una burbuja. Doy gracias que no era mi caso. Siempre crecí con unos padres que nunca hacían distinciones en cuanto a mi hermano gemelo y a mí. Siempre me comentaban las cosas tal cuales eran, sin tomar en cuenta mi discapacidad. Gracias a esto, nunca crecí con esta barrera.
A medida que pasan los años y el ciclo vital avanza, todos los seres humanos comenzamos a cambiar físicamente y psicológicamente hablando. Comenzamos a desarrollar gustos, atracción y deseo por otros, lo que es totalmente esperable y normativo. Pero, ¿Qué pasa cuando por razones físicas somos distintos?
La sexualidad en la discapacidad, es un tema muy complejo, poco explorado y abordado… poco explorado me refiero, por parte de aquellos que rodean al sujeto con alguna capacidad diferente, y al mismo sujeto en sí. Además es necesario incluir a los profesionales de la salud y otras áreas, que al menos en nuestro país, poco o nada han hecho con respecto al tema, hasta el día de hoy. Lo menciono por mi experiencia de vida. Nunca nadie me hablo de sexo, o qué debía hacer, si podría tener una pareja, o como mejorar mi vida sexual debido a mi discapacidad (a excepción de mis padres). Penosamente se les relega casi naturalmente, a un estrato social con características asexuadas, y simplemente no se habla del tema…Lamentablemente en nuestra sociedad se da casi por hecho, que aquellas personas no presentan deseo sexual y que no les interesa el sexo, ¡lo que es algo muy alejado a la realidad!
Muchas personas discapacitadas sí presentan deseo sexual y atracción física por otras personas. Esto es algo obvio, fisiológicamente hablando. Este hecho, genera, sin lugar a duda, mucha dificultad y malestar en las personas con discapacidad, ya que no tienen con quien conversar o expresar sus deseos y menos a alguien con quien tener una interacción de este tipo. Debido a esto, las personas que viven con algún grado de discapacidad, presentan, producto de esto, dificultades para tener una vida sexual satisfactoria y activa. Y, consecuentemente, dificultades a nivel emocional, afectando directamente su auto aceptación, autopercepción y autovaloración. Esto porque al no integrarlos a ésta esfera de la sociedad (sexualidad), lo único que se logra es acrecentar la barrera inclusiva, ignorándolos y creando de esta manera una mayor discriminación e invisibilización del tema.
En mi vida, nunca viví alejado de la realidad, sabía que era diferente, pero también sabía que tenía otras alternativas y cualidades. Siempre tuve mis metas claras, lo profesional es importante, sin lugar a dudas, pero siempre soñé también, en formar una familia, tener una esposa, etc. Lo cual ya he logrado, pese a mi discapacidad. Pero esto lo he logrado principalmente, por el aporte que me entregaron mis padres, que nunca me hicieron sentir diferente.
Como Licenciado en Psicología, estoy totalmente convencido que si creamos diálogos y preparamos mejor a la sociedad para abordar estas temáticas, podemos crear generaciones de profesionales que ayuden a comprender esta difícil realidad, para así entregarles mejores herramientas a la población, ayudándolos de esta manera a crear una sociedad realmente inclusiva.
Tomemos en cuenta que en nuestro país (Chile) existen más de 2,5 millones de personas que viven con alguna discapacidad. Un número considerable de personas que requieren de una acción real.
Los invito a ser partícipe de este cambio social, y desde ya les agradezco de manera personal a aquellas instituciones y personas que están haciendo que este tema tome relevancia. De a poco nos transformaremos en un país que si toma en cuenta temáticas relevantes, que dignifican al ser humano.

Juan Carlos Agurto Cerna
Licenciado en psicología.

images06JEKP06

Compartelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comenta

*