¿La perfomance del feo el guapo la desea?

¿La perfomance del feo el guapo la desea?

“Si te saca sonrisas, te saca orgasmos”, afirma el dicho popular. Y pucha que son simpáticos los menos agraciados. Como tienen que hacer esfuerzo para llamar la atención, resultan ser tan entretenidos que buscamos su compañía inevitablemente.

En cambio, el mino – mino se sabe tal y entonces, espera que una lo siga y una haga la jugada. Ellos toman galería y observan. Una lata. Pero el feo no. El feo es vivaracho, detallista y sabe cómo seducir a una mujer.

Claro que me refiero al feo inteligente, que sabe que lo de afuera se pone tan malo de viejo como en el caso de los guapos. ¡Todos terminamos en la misma parte! Por eso, como él sabe, ataca de otra forma y captura.

Entonces, te lleva a la cama y te deja loca con sus capacidades amatorias, conocimientos del cuerpo femenino, audacia y esa gracia propia del feo que te hace reír hasta en el momento del coito… Y luego, más encima, te abraza, porque está feliz de la oportunidad… E insisto, si te hace reír, seguro te hace gemir. De eso no cabe ninguna duda.

Y si bien está claro que una buena apariencia es percibida como un cúmulo de características positivas y la gente es mucho más receptiva a ellos; una cosa está muy clara y es que la conexión entre atractivo físico y libido no van por el mismo camino. Por eso es que el simple olor de una persona te puede provocar la mejor revolución hormonal y sexual, aun no siendo tu ‘tipo’.

El sociólogo alemán Ulrich Rosar realizó un estudio en la temporada de fútbol 2007/2008 en el que, tras analizar a 483 jugadores llegó a la conclusión de que los menos atractivos daban un mayor rendimiento en el campo. El fortachón y guapote no necesita dar mucho para entregar una imagen positiva, porque el público relaciona belleza con disciplina o éxito. Pero los feos suplen esto con otras cualidades mucho más necesarias.

Lo mismo pasa con las mujeres poco agraciadas. La viuda de Kurt Cobain dijo una vez en una entrevista que ella era seca en la cama porque precisamente no era muy bonita. “Las chicas guapas sólo se tumban y ya está, pero las que hemos tenido más dificultades, hacemos algo más. Es la razón por la que las bellezas nunca me han intimidado”, decía.

Pero al parecer los feos no sólo son creativos amantes, sino que también más fecundos. Así lo aseguró un estudio de la University of Oxford y la University College London , del 2009, publicado en el Journal of America Naturalist, que asegura que los machos más atractivos eyaculan menos líquido seminal que los menos guapos. Ley del equilibrio de la naturaleza, ya que sin atractivo físico se supone tendrían menos posibilidades de tener sexo.

Ya lo afirmaba Serge Gainsbourg, uno de los playboys menos atractivos de la historia, pero que siempre estuvo rodeado de las mujeres más bellas. “La fealdad tiene algo superior a la belleza, dura más”, dijo Serge, quien a sí mismo se apodó como: l’homme á la tête de chou -el hombre con la cabeza de repollo-. Y yo agregaría, que siendo un hombre amable y comprensivo debería bastar para ser el mejor amante que podrías conseguir.

Compartelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comenta

*