¿Las mujeres necesitamos del sexo? Ellas opinan.

¿Las mujeres necesitamos del sexo? Ellas opinan.

 

 

¿Te pones mal genio si no lo tienes?, ¿crees que te ves más linda después de tener buen sexo? Bueno, no estás en errado. El sexo en tu vida es esencial. Y aunque podemos vivir sin él, ¡nos hace de maravillas! Conoce las opiniones de varias mujeres y el respaldo sicológico de éstas.

 

No concebimos una relación romántica sin sexo frecuente. Nos gusta seguido pero no nos obsesionamos con que sea a diario. Sentimos que somos deseadas y queridas si tenemos sexo. Y hasta nos sentimos más seductoras si lo logramos. El sexo es así, provocador de emociones fuertes y grandes cambios en nuestro carácter diario. Y tal como dice una de nuestras entrevistadas –las que solicitaron mantener el anonimato por razones obvias-, “nos mantiene vivas”.

 

Parte de nuestra vida

 

*”Nos mantiene vivas”, Andrea, 37 años.

“Sí que lo necesitamos y mucho, nos mantiene vivas y nos hace sentirnos deseadas, que le gustamos a los hombres y mujeres”.

 

* “El sexo sí es fundamental”, María, 31 años.

“Las mujeres sí necesitamos sexo, pero no creo que como una necesidad vital, sino como parte centralísima en una relación romántica. Ahora, a mi juicio, el sexo sí es fundamental cuando se está en una relación, sirve para expresar amor, para divertirse y para conocerse el uno al otro ya que la forma de hacer el amor dice mucho de cómo es una persona. También creo que es cierto que el sexo puede ser un barómetro de la relación, ya que puede estar dando cuenta de cómo está la relación en términos más generales”.

 

* “Así como necesitar, no creo…”, Pamela, 32 años.

“Así como necesitar, no creo…me parece que el término necesitar es muy extremo…la verdad es que no creo que las mujeres necesitemos de sexo, no se trata de una necesidad básica….si está, cuánto mejor y rico, pero si no está….creo que no vamos a ir a buscarlo a la vuelta de la esquina….no sé si me explico”.
* “Nos sentimos queridas”, Angélica, 32 años.

“Bueno, siendo bien sincera, cuando tenemos sexo andamos más alegres que de costumbre, porque nos sentimos queridas, regaloneadas, protegidas y correspondidas por el hombre que amamos, pero científicamente hablando… No sé si contribuye a nuestro cuerpo o desarrollo biológico”.

 

¿Qué nos pasa si no lo tenemos?

 

*”Lo que necesitaba era un compañero”, Andrea, 37 años.

“Yo viví sin sexo 11 meses y créeme que no me pasó nada, me las arreglé de lo más bien y más que el sexo lo que necesitaba y echaba de menos era un compañero”.

 

*”Se resiente el corazón por la falta de un compañero”, María, 31 años.

“En lo personal, cuando he estado soltera por algún tiempo más o menos prolongado, he pasado períodos relativamente largos sin actividad sexual y eso no me achaca. Lo que me ha achacado más a veces es no estar con alguien estable. O sea, no se resiente el cuerpo por falta de sexo si no el corazón por falta de un compañero”.

 

* “Podemos vivir sin sexo”, Pamela, 32 años.

“Yo creo que podemos vivir sin sexo perfectamente…. De hecho yo he pasado por periodos de “sequía” absoluta y aquí me ven, vivita y coleando, jajajajajaja…”.

 

*”No pasa nada si no lo tenemos”, Susana, 32 años.

“No pasa absolutamente nada si no lo tenemos… Seguimos trabajando, saliendo con amigas, siendo mamás, amigas, hermanas, etc.”.

 

¿Y con cuánto quedamos felices?

 

*“Es preferible con mayor frecuencia que con menos”, María, 31 años.

“Lo de la frecuencia es muy relativo. Creo que es un mito que siempre es mejor tener sexo seguido, ya que todas las relaciones tienen altibajos y las personas también. A veces, la frecuencia no dice mucho porque se puede estar teniendo sexo seguido pero de poca calidad, o bien encuentros sexuales no tan frecuentes pero excelentes. Aún así, ciertamente que si el sexo es bueno y la pareja está en la misma sintonía, es preferible con mayor frecuencia que con menos. En todo caso, ello depende de cada pareja y de cada persona”.

 

*”Me gusta seguido, pero no muero por tenerlo todos los días”, Karina, 33 años.

“Me gusta mucho el sexo pero no me voy a enfermar si no lo tengo por mucho tiempo. Lo que sí, lo necesito. Creo que me siento mejor con sexo frecuente que sin él. Es decir, me gusta seguido, pero no muero por tenerlo todos los días. Con una vez a la semana me conformo”.

 

La voz del experto

 

“En términos generales todas las personas, varones y mujeres, tenemos lo que se denomina ‘termostato sexual’, es decir un nivel de deseo propio característico que transcurre en una franja y oscila dentro de determinados límites. Las características biológicas, la estructura de personalidad, la historia sexual y la cultura determinan esos niveles de deseo. Es común escuchar que los varones tienen mayores necesidades sexuales que las mujeres. ¿Eso es verdadero? Si acotamos la sexualidad a la genitalidad no tengo dudas de que haciendo una generalización la tendencia a la búsqueda del coito y el orgasmo es más fuerte en el varón. Tanto los instintos masculinos como los mandatos sociales son responsables de ese fenómeno. Pero si por el contrario tenemos una mirada más amplia del erotismo y pensamos que las necesidades sexuales involucran otro tipo de estímulos entonces no creo que existan grandes diferencias”, explica el sexólogo trasandino Ezequiel López Peralta, quien además definió las aristas del erotismo o sexualidad que la mujer sí requiere para su vida o al menos sí quiere tener paras sentirse bien consigo misma y con el entorno.

 

*Las mujeres necesitan de la seducción. “Las mujeres necesitan de contacto erótico frecuente pero no solamente relaciones coitales y orgasmos sino juegos de seducción, romanticismo, palabras sugerentes, provocaciones, miradas, abrazos, caricias besos, fantasías… el resto también es importante pero no deja de ser un conjunto”.

 

*El sexo es para las mujeres expresión de afectividad. “Para la mujer la sexualidad es además una forma clara de expresión de la afectividad, por lo tanto constituye la confirmación o desconfirmación de una relación de amor (en el caso de que el sexo esté ligado al amor, por supuesto)”.

 

*El sexo alimenta la autoestima femenina. “También en la mirada de deseo de su compañero se alimenta la autoestima femenina. Ellas se sienten más lindas, más sensuales, más atractivas cuando la experiencia sexual es frecuente y plena (siempre considerando que la frecuencia y la plenitud son definiciones que construyen cada persona y cada pareja)”.

Compartelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comenta

*