Los mejores chascarros sexuales

Los mejores chascarros sexuales

picA veces las cosas no resultan como esperábamos… Estas son historias de la vida real.

*La champaña corrosiva.

“Érase una vez una niña con poca experiencia sexual que quiso dárselas de juguetona llegando a un motel. Al entrar al lugar había en el velador una botella de champaña y dos Alka. Las Alka, por supuesto, me las comí, pero la champaña era INTOMABLE. Entonces decidí hacer un show. Primera vez que bailaba y la champaña fue mi micrófono. En el coro de la canción, agarré la champaña y me la tiré desde la cabeza hasta los pies. En el minuto que iba bajando la champaña por los hombros todo iba de maravilla. Pero segundos después, figuraba en la tina del baño ya que la maldita champaña se metió por donde no se tenía que meter!!! Pasé gran parte de la noche sentada en la tina con agua bien helada para calmar el ardor!!! Estuve a un paso de hacer un maravilloso striptease, pero no me funcionó”. J.N.

*La muerta.

“A mí me pasó en un motel, en esa época en la que te ibas a tirar todo el día… Después del primer polvo, él veía tele y yo me levanté a llenar el jacuzzi y me metí un ratito… Ahí descubrí que con el vapor del baño me baja la presión y me desmayo. Cuando él entró, yo figuraba con medio cuerpo adentro de la tina y el resto colgando para fuera. Él pensó que me había muerto!!!”. A.B.

*El gas aniquilante.

“Mi amigo se había conquistado a una mina y venía de un tiempo de sequía. Llegaron a la cama y cuando estaban a punto de consumar… a la mina se le sale el maaaaaannnnnssssooo peo. Toda avergonzada corta el tema en seco pidiendo disculpas y él le decía medio desesperado que no importaba, que a todos nos podía pasar. No logró convencerla. Ella se fue”. A.M.

*Crema Chantilly inolvidable.

“Juramos que sería la cosa más sexy que habíamos hecho. Me llené el cuerpo de crema Chantilly y él iba comiéndosela lentamente. Pero como era verano, hacía calor y no había mucha ventilación en el motel, la crema se agrió y en vez de ser sexy, sólo sentíamos el olor a vómito que tenía. Me duché como tres veces y el asqueroso olor no salí de mi piel!!! Obviamente, no hubo sexo esa noche, sólo arcadas”. S.L.

*No se aguantó.

“Mi amiga tiene una enfermedad congénita, por lo que tiene el intestino más corto que el resto, por lo tanto cuando tiene  ganas de ir al baño casi que no alcanza a llegar. Y estaba en su primera noche romántica con el mino. Él la había invitado a su casa y estaban durmiendo cucharita. Él la tenía súper-súper abrazada y ella sintió ganas de ir al baño, pero como él estaba durmiendo se demoró más en salir de ahí y se cagó!!”. S.S.

*¿Reconciliación?

“Una vez estábamos peleados con un ex, yo me fui a duchar y al ratito llegó él a meterse a la ducha todo cariñoso y ganoso. Yo le decía ‘no puedo respirar’, ‘me siento mal’… Cuando desperté, estaba pilucha, mojada, arriba de la cama. Y él, igual de mojado, arriba mío dándome cachetadas para que despertara, muerto de susto. Después igual le quedaron ganas…”. B.A.

*La cínica.

“La pasé a buscar y ella sale toda arreglada. Me pregunta a dónde vamos a ir y yo le digo ‘vamos a ir a un motel’. Ahí empezó el escándalo. Que si acaso yo creía que era fácil. Que si pensaba que ella era una cualquiera. Que qué me creía. Y finalmente dijo que si. Llegamos al motel y me dijo que iría al baño. Se demoró 10 minutos… y sale con un babydoll rojo de encajes ultra sexy… Me morí de la risa. No pude parar de la risa de lo cínica de la mina que se hacía la cartucha. No pude tirar. Me reí tanto que nos tuvimos que ir”. J.M.

*Inundados.

“Estábamos una vez con mi pareja en un motel, de lo mejor, y en medio de esto se rompe una cañería en el baño. Te mueres cómo salía agua por todos lados. Nosotros piluchos e inundados. Todo mal. Nos arruinó la noche”.

*La pierna.

“Tenía como 25 años y estábamos en una fiesta muy buena. Después de un rato, y con varios tragos encima, me fijé en ella. Era muy linda y me senté a su lado. Conversamos y me gustó tanto, que la convencí nos fuéramos a la pieza que estaba desocupada en la casa de mi amigo. Comenzamos a sacarnos la ropa y yo sentía que algo nos incomodaba. Se sienta en el borde de la cama y como estábamos tan mareados, no entendía qué hacía… pues bien, se estaba sacando su pierna ortopédica!!! Fui cobarde, lo admito. Pero me vestí rápidamente y salí asustado de la pieza. Ella, obviamente, nunca más me volvió a hablar”. R.T.

*Herida de guerra.

“Un día, sin darme cuenta, estaba muy cerca de una pared y mi rodilla rozaba con la muralla. El tema es que  no me di cuenta ahí sino hasta que al otro día me apareció la mega herida!!!! Cuando mi papá me preguntó que qué me había pasado, me percaté del daño!!!”. K.D.

*El perro metido.

“Mi  peor chascarro fue con mi perrita. Recién le habíamos enseñado a subirse a la cama y dormía con conmigo y mi pareja en la pieza. Pero un día, cuando estábamos de lo mejor, se subió mil veces a lamernos como para jugar con ciertas partes…!! Ahí aprendimos que el perro debe quedarse fuera de la pieza”. M.N.

*Ahogada.

“Tengo una amiga que quiso dárselas de bakán con su pololo y al hacerle sexo oral intentó tragarse todo cuando su pololo terminó… Pero se ahogó!!!! Y tuvo que irse corriendo al baño… Full plancha, porque obviamente le salió peor que haber dicho que no podía hacerlo.

images

Compartelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comenta

*