Manual de comportamiento en la cama

Manual de comportamiento en la cama

Existen actitudes que pueden matar un momento de intimidad, así como hay otras que la encienden con facilidad. Aprende qué hacer o qué decir, para que tu noche de pasión resulte tal y como lo planeaste.

Todos tenemos nuestras mañas y lo que para algunos puede ser un dato, para otros resulta una actitud insoportable. Por eso es que hay que tener mucho cuidado en el comportamiento que se tenga en la cama, pues puede ser muy perjudicial para la relación si es que no se hace de manera correcta. Para ayudarte en ese sentido es que a continuación te entregamos algunos detalles que pueden provocar el cambio en un momento como ese, positiva o negativamente, según corresponda.

1.- Jamás te relajes lo suficiente después del sexo. Es decir, nada de gases o ronquidos post coito, porque vulgarizan inmediatamente el ambiente que antes fue tan maravilloso.

2.- Nunca corras al baño después ‘de’. Podría quedar la sensación de que algo te dio asco, que no soportas su olor o que te sientes ‘sucia’ por hacerlo. Deja que transcurra un rato y luego levántate para asearte, pero no te des un baño de una hora tampoco.

3.- El televisor ¡apágalo! Ni se te ocurra encender el televisor para ver la teleserie luego de tener sexo. Esto es altamente irrecomendable pues aterrizarán las emociones e impulsará a tu pareja a hacer cosas similares en otra oportunidad. ¿O te gustaría que después del sexo, él se pusiera a jugar Play Station? Este punto es particularmente importante si se produce ‘durante’ el sexo.

4.- Bebe sólo lo suficiente. Y esta ley es para ambos, porque un exceso de alcohol durante un momento como éste, puede darte mucho sueño a ti y nada de erección a él.

5.- No comas demasiado antes del coito. Porque sino te sentirás muy pesada para moverte y terminarás con molestias estomacales con los movimientos y la presión. Tampoco se trata que no comas nada, porque necesitarás muchas energías; pero sé moderada.

6.- Usa preservativo. Si no es tu pareja única y estable, no sólo basta tomar la píldora para no quedar embarazada, sino que también es importante prevenir el contagio de enfermedades de transmisión sexual. Por ello, el condón (de látex) debe estar puesto en su lugar desde el principio hasta el final de la actividad sexual, y cambiarlo por uno nuevo en cada encuentro.

7.- No te hagas la ‘muerta’. Es decir, habla, interactúa, reacciona. Nada peor para un hombre que hacer el amor con una ‘tabla’. Exprésate, gime, siente y vibra con cada caricia. Que se note que lo estás pasando bien de verdad, sin fingir.

8.- Acaricia con suavidad. Por mucho que quieras que todo pase rápido o por muy entusiasmada que estés, debes acariciar siempre con cuidado y suavidad. Recuerda que sus zonas erógenas son muy sensibles al tacto y a la brusquedad. Puedes provocar accidentes innecesarios y muy dolorosos en tu compañero.

9.- Preséntate presentable. Nada de llegar a tener sexo sin estar completamente depilada o aseada o con los dientes sin lavar. Tu piel debe sentirse suave y tu cuerpo debe tener muy rico aroma. Por eso, antes trata de darte un baño, humectar tu piel y, si quieres, aplicarte tu perfume favorito, para eliminar el aroma del día y el sudor de tanto ajetreo. Ahora, si eres más preocupada todavía, vístete con lencería ultra sexy y espéralo así en el lugar menos esperado… como la cocina o el comedor.

10.- No hagas lo que no quieres. Porque si vas contra tus principios se notará que lo haces forzado y tú pareja tampoco lo disfrutará. Es decir, si no te gusta realizar o recibir sexo oral, no lo hagas, porque lo pasarás pésimo y te dará fobia volver a encontrarte con tu pareja por temor a repetir la escena.

11.- No hables de otros temas. Nada de contarle lo que hizo tu hijo en el colegio, o los problemas en el trabajo que tuviste o las deudas que quedan por pagar, en medio de besos, caricias y abrazos. En ese momento, si no es tímido, ten por seguro que te harán callar.

12.- El sexo no tiene horarios. Puedes tenerlo en la mañana, de madrugada, a la hora de almuerzo o en la noche. Pero no te limites –ni a tu pareja- a ciertos horarios y lugares para los encuentros más íntimos. En la sorpresa y variedad está la excitación.

13.- Siempre debes decir lo que necesitas. Si estás a punto de alcanzar el orgasmo y el cambia de posición, haz un llamado de atención para que vuelva a retomar el mismo camino. No te quedes callada por vergüenza, pues un acto sexual íntegro necesita de confianza y comunicación.

14.- No te refieras a su tamaño. Si lo que viste te impactó por su tamaño, ya sea mucho o poco, no hagas escándalos y trata que el tema pase por alto. Recuerda que eso es algo que para ellos es muy importante y una mala palabra o la respuesta equivocada, puede hacerlos sentir inmediatamente en muy poquita cosa o seres extraños.

15.- No lo llames por su nombre. Esto es porque no vaya a ser cosa que te equivoques de nombre y en pleno sexo le digas el de tu ex novio… Así que mejor dile ‘tesoro, ‘amor’, ‘gatito’, ‘ídolo’, héroe’ o cualquier apodo que se te ocurra en ese momento.

 

Compartelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comenta

*