Uncategorized

“Me paso películas” por @sebastiannora

espejo 1

Tengo un espejo en mi pieza. Su reflejo da justo al lugar donde me acuesto. Sé que el Feng Shui dice que tenerlo ahí altera la energía del descanso y del sueño; y que alguna vez escuché que es sinónimo de infidelidad o doble vida, ya que se reflejan dos personas, pero no me importa, las “escenas” que ahí he visto, hacen que valga la pena tenerlo en ese lugar. Es más, si pudiera agrandarlo, lo haría, pero sería “un tanto” hardcore. Es que mirarse es la consigna. Verse, ahí, in situ, provoca cosas, estimula, excita. Noche, media luz y su espalda reflejada, puede ser mejor que un film porno con actores de primer nivel. Créame. A todas luces es un estimulante. Si se hace de forma delicada, sutil, puede resultar una experiencia muy cálida. No es lo mismo ver un acto con una rubia pechugona gimiendo y un ropero de tres cuerpos medio gay moviéndose como loco, que ver una propia acción de sexo. Tiene un “qué se yo” medio morboso, medio loco. Pruebe, me entenderá.

Obviamente no todos somos iguales, y hay mujeres a quienes no les gusta mostrar su cuerpo, menos verse, y por ningún motivo grabarse, ya que siempre están preocupadas de esas pequeñas pifias, que, en la cama, son meros detalles, cosa que nunca entienden, pero es así. Nosotros no andamos preocupados de las estrías, de las cicatrices o de los rollos, simplemente queremos pasarlo bien. Creo que cuando entiendan eso, más de alguna se soltará y se dejará llevar por el momento, y de paso, lo hará mejor. Es más, hay muchas que se tapan para ir al baño ¿han visto cosa más pelotuda que eso? Estuvimos toda la noche en posiciones extrañas, viendo zonas oscuras, desnudos, haciendo mil cosas, pero al momento de encender la luz y pararse, se tapan con la sábana con un pudor inusitado ¿? Valor. Nosotros, en cambio, nos paseamos a poto pelado sin pensar en que nos están mirando. Porque hay que ser claros, todos miramos al que se para al baño, eso es ley. Ese caminar, medio lerdo, algo torpe, cansado, con el pelo despeinado, a mí me parece muy sexy.

espejo 3

Muchos hombres y mujeres, nos excitamos viéndonos o mirando a otros cuerpos desnudos en el acto. Cuando nos sentimos observados la excitación sexual aumenta vorazmente. Entonces, acá la interrogante, ¿se han grabado alguna vez con su pareja? No estoy hablando de la grabación del parque de diversiones en una montaña rusa, si no, de aquella grabación o fotografía personal, escondida, cómplice. ¿Lo han hecho? ¿Qué tal? Es sabido que la tecnología vuela y que una simple grabación de pareja, puede transformarse en un calvario, pero, así y todo, ¿Les tinca eso de verse? ¿Se los han propuesto alguna vez? Hay una línea muy delgada entre el ser descubiertos y mirarse que fomenta el placer, sobre todo del orgasmo, ¿lo sabían?

Una vez intenté hacerlo, con fotos, pero tenía una cámara tan pero tan precaria, que las fotos salieron malas, medias pixeladas, algo corridas, con un flash que le pegaba en la cara, con ojos rojos (supongo por el destello) y fue un fracaso, no sabía si era una escena de El conjuro o una mala foto de Krosty El Payaso… es más, las vimos, nos reímos un buen rato de nuestro bochornoso intento de hacer porno casero de mala muerte y las borramos. Un poco patético, pero divertido al fin. Otra vez, en Brasil (qué mejor lugar), llegamos a una hostal que tenía un tremendo espejo en el medio de la pieza… atardecer brasileño, caipirinhas y un espejo… un sueño…. Creo que las parejas (consolidadas y con algo de confianza), debieran jugar más de lo que juegan. Tener sexo diario es muy rutinario y fome, pero si le vas agregando cositas, puede resultar muy explosivo, gracioso o dinámico, o por lo menos, diferente. Cuando ya conoces todos los rincones y exploraste todos los recovecos que tenías que explorar, un “extra” puede ser un aliciente para afianzar más la relación. No soy un experto, ni pretendo serlo, es sólo un consejo, tómelo o déjelo.

¿Volvamos al espejo? Bueno, es ideal, las escenas no quedan, se borran automáticamente y es todo en vivo y en directo. Si no, díganme, ¿cuál es la gran gracia de un motel? Tiene dos, un jacuzzi con fluidos compartidos, y el espejo ¿no?, entonces, ¡algo tendrá!… bueno, como dije al principio, si pudiera agrandarlo (el espejo) lo haría… hasta el momento dan muy buenas películas (y siempre distintas). Pruebe. 😉

_MG_1498Por Sebastián Norambuena (@sebastiannora)

 

@KarenUribarri Karen Uribarri, sexblogger, periodista especializada en sexualidad, además de columnista y videobloguera con presencia en importantes medios de comunicación de Chile.

One Comment

  • Hosting

    Se trata de la segunda pelicula producida por Netflix que se presenta al festival y que compite por la Palma de Oro, algo que no podra hacer el ano proximo. Tanto ‘The Meyerowitz Stories’ como ‘Okja’ recibieron abucheos de los periodistas cuando aparecio el logotipo de Netflix pero fueron bien acogidas por el publico.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *