“Mi pololo quiere filmarnos teniendo sexo”. ¿Qué hacer?

Sexo-GLC0.JPGFantasía de muchos varones, tener registro visual del encuentro entre las sábanas pareciera ser petición de muchos. Sin embargo, las mujeres, más pudorosas de su intimidad, tienden a tener temor frente a este tipo de ‘ideas’. Un experto te aconseja cómo manejar el tema.

“Mi pareja me insiste casi semanalmente que quiere que hagamos un video porno. El me re jura que no lo mostrará a nadie y que lo guardará como hueso santo, pero temo que alguien más pueda verlo y que, además, me vea horrible en televisión. Creo que no podría ni relajarme. ¿Qué hago?”, escribe Soledad, una mujer de 28 años que se siente presionada por su pololo a cumplir una fantasía que no la tiene muy convencida. Si bien cuenta que podría incluso excitarse en el momento, no está segura que lo pasará bien si ve en pantalla un kilo de más o una postura en la que se creía ver estupenda y que no lo fuera. Como ella, varias mujeres se ven enfrentadas a esta idea de sus parejas y sienten que deben cumplir todo lo que se les plantee en materia sexual. Aquí aclaramos el cuento.

El hombre es visual…

“Como el hombre tiene tendencia a excitarse por estímulos
predominantemente visuales (a diferencia de la mujer que es más táctil
y olfativa en general), suele resultar excitante la escena de filmar y
luego observar lo que grabaron. También puede haber involucradas otras
fantasías como el hecho de sentirse un actor de película erótica o
también cierto grado de exhibicionismo al imaginarse si alguien mirase
la grabación”, explica el sexólogo Ezequiel López.

“Cuando me propuso que nos acostáramos mientras dejábamos prendida la cámara, confieso que me dio mucho susto. Al final me dejé convencer y lo hicimos. Me sentí ultra sexy en pantalla. Le dije, eso sí, que bajáramos un poco las luces como para no verme tan gorda y esas cosas, pero dejé que grabara todo. Me sentí muy excitada creyéndome la mejor actriz porno y él no daba más. Quedó loco. Ahora que estamos casados, me siento segura sabiendo dónde está exactamente ese video que grabamos hace 2 años atrás. Antes, me dolía la guata pensar que podía verlo alguno de sus familiares. ¡Me moría!”, cuenta Sofía, de 33 años.

El acuerdo de fondo es básico

Tal como lo señalábamos, generalmente la idea de filmar el acto sexual es algo que le genera a tu pareja mayores ansias que a ti y eso es normal. “Es posible que esta situación le atraiga más a tu pareja que a vos y que no estés convencida de hacerlo. Recordá que en el sexo lo fundamental y básico es el acuerdo, es decir que si hacen algo sea porque va a excitarlos a los dos y no molestará ni intimidará a ninguno. En el caso contrario lo recomendable es no llevar a cabo la fantasía al menos hasta que te sientas más cómoda o te resulte seductora la idea. Pueden hacer muchos juegos alternativos que sean de todos modos muy sensuales y excitantes”, concluye el especialista.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *