Sexo Kinky: Arriésgate a vivir el sexo con todas sus letras.

Sexo Kinky: Arriésgate a vivir el sexo con todas sus letras.

Déjale el sexo tradicional para los más conservadores. Tú arriésgate a vivir el sexo con todas sus letras, a revolver la cama y hasta revolcarte en el suelo, a tener orgasmos que te saquen carcajadas y a sentir la piel del otro como si se fundiera en la propia con esa intensidad única que da el buen erotismo… te invito a probar el Sexo Kinky, la tendencia actual en materia sexual. Un modo, una actitud, una forma de enfrentar la sexualidad a concho, de estar dispuesto a vivir la sensualidad, explorar fantasías (tuyas y del otro) y a disfrutar con todos los sentidos.
Vuélvete sexy, audaz, ardiente con el sexo Kinky y sale ya de la rutina. ¿Cómo hacerlo? Simple, busca la originalidad y crea del sexo un rito casi religioso. Comienza por juegos con masajes, prueba posturas (todas!!!), besa lugares que nunca has besado (incluso ese!!!), perfuma el lugar, pone la música que los prende a todo volumen y aplícate aceites en todo tu cuerpo… seguro te sentirás más deseable cuando huelas rico y estés resbalosa para el tacto.
Practica el slow sex, es decir, tranquilita, con calma, sin apuros…. Quizás un baño o ducha juntos, jabonarse con suavidad, llenarse de espuma y tocarse…
Hazlo días que no acostumbras hacerlo. Casi todas las parejas tienen sexo los fines de semana… bueno, ¡hazlo un martes! Y quiebra la semana en dos. ¿Lo hacen siempre en la noche? Bueno, despiértalo en la madrugada subiéndote sobre él y llevándolo al orgasmo cuando está casi dormido… Cambia, cambia todo lo que haces… y te sentirás turista en tu propio mapa sexual.
¿Cuál es tu fantasía? ¿Cuál es la de él? ¡Cúmplanla! Por locas que parezcan, inyectan energía a la relación y los harán sentir que perdieron la cabeza por el sexo… tal cual… que la razón se escapó de la cama y están poseídos por el deseo que se producen el uno por el otro.
Haz un striptease. ¿No te atreves? Bueno, baja un poco la luz, pon buena música y tómate una copita de vino. Quizás después de eso te sientas más libre de ser sexy. Todas tenemos una gata dentro… sólo hay que dejarla salir… explora… baila, seduce… El exhibicionismo en esta área también puede ser muy rico. Lo que sí, prepara antes un sound track hot para la ocasión y luego, sólo déjate llevar.
Pone una película erótica, compartan un juguete sexual, bésale el cuerpo con un hielo… Háblale ‘sucio’, mándale mensajes eróticos por teléfono, fotos… estalla el deseo en él y ¡en ti!
¿Quieres ir más lejos textualmente? Viaja a México y quédate en los llamados Hoteles Kinky. Éstos son más que un motel. Es un Love Hotel, que cuenta con los más altos estándares de servicio, limpieza y calidad, y que tienen una atmósfera de seducción y glamour que los hacen muy cotizados actualmente, sobre todo por parejas adulto-jóvenes. Fomentan el erotismo y la diversión, volviéndolos muy atrevidos. Por ejemplo, hay hoteles Kinky con habitaciones con playa privada. Piezas con piscinas con tobogán, con cuevas, con arcos de posiciones al pie de la cama, con caño, con camas colgantes suspendidas desde el techo (que ayudan porque dan ritmo y movimiento), las clásicas camas de agua, camas de masajes especiales, con columpio fetish para probar todo tipo de piruetas y acrobacias sexuales, e incluso con secciones Bondage para sadomasoquismo suave (estilo Cincuenta Sombras de Grey), y piezas con hamacas para tener sexo en movimiento. Una locura, para volverse loco haciendo el amor.
¡Queremos hoteles Kinky en Chile!
En definitiva, ¿qué es ser Kinky? Es hacer todo aquello que te produzca deseo y placer, siempre respetándote a ti y a tu pareja. Es liberarte de las culpas y vergüenzas y disfrutar de un buen sexo, entendiendo que el cuerpo es un templo lleno de sensaciones para ser descubiertas y no de una prisión que te impide gozar.
Vive tu erotismo con estilo, instinto, locura y glamour… atrévete a jugar y a sentir. ¡Hazte Kinky!

Y si tu deseo es tener un buen sexo anal, lánzate a la aventura de lograrlo con tu pareja. Para eso te recomiendo 100% el uso de un buen lubricante que suavice el comienzo y te permita relajarte: Analyse Me de Pjur.

Los apreciados extractos de jojoba proporcionan relajación y la silicona de gran calidad consigue una lubricación continua de gran duración. Apto para el uso con preservativo y adecuado para el uso diario. Es ideal en combinación con pjur analyse me! Anal Comfort Spray.

  • Especial para un confortable sexo anal
  • Con relajante jojoba natural
  • Lubricación extra

Encuéntralo en http://www.pjurchile.cl/analyse-me-glide-30-ml

pjur-chile_Webbanner_analyse-me-silicone_400x300

Compartelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comenta

*