Sexo Tántrico: Pasos Para Amar lentamente

Sexo Tántrico: Pasos Para Amar lentamente

sexualidad-el-tantra-parte-iii-L-JFYqDUDesde que el cantante inglés Sting comentó hace varios años aque desde que lo practica hace el amor todos los días durante 8 horas diarias, el sexo tántrico se volvió una moda. Todos lo quieren aprender. Muchos intentan lograrlo. Pero no es tan simple. Hay que tener constancia, fuerza de voluntad, interés y, por supuesto, interiorizarse en esta técnica milenaria.

El Tantra es una de las pocas técnicas que permite prolongar las relaciones sexuales sin disminuir el placer ni la embriaguez. Y es que como comparte gran parte de sus principios con el yoga, el Tantra sigue algunos rituales a través de los cuales se puede conseguir una unión mágica con el otro, que implica una fusión física y espiritual tan potente que la intensidad de los orgasmos son multiplicados por diez y recorren todo el cuerpo. Por esta misma razón, el Tantra está muy unido al éxtasis.

¿Qué es el Tantra?

Es un conjunto de textos y ritos religiosos hinduistas en los que el dios Siva explica la filosofía del ritual tántrico, que incluye la práctica del sexo consciente como camino para potenciar la sensibilidad humana y focalizar toda la energía en una satisfacción mutua. Esto quiere decir, que es necesario disfrutar el sexo paso a paso, segundo a segundo, sin pensar en lo que vendrá: el orgasmo. Si sólo nos focalizamos en la obtención de este fin, no nos permitimos disfrutar el presente y lo que nos hace sentir. Por eso, los tantristas más puros descartan la eyaculación, pues consideran que esta es un derroche de energía, por lo que una vez al mes es suficiente para hacerlo. Sin embargo, llevar a cabo el sexo tántrico original significa tener tiempo para meditar, para aprender a respirar y sentir cada una de las sensaciones fisiológicas que nos provoca la relación. Esto, claramente, es algo muy difícil de conseguir en nuestra era actual, por lo que el sexo tántrico se ha ido acomodando a nuestros tiempos.

Sexo paso a paso

tantra7

1.- Lo menos de sexo posible. Este es un principio básico del tantrismo puro. Para ellos lo mejor es practicar sexo una vez al mes, para así acumular energía sexual. Si consideras que esto es una exageración, al menos prueba dejando pasar algunos días para así aumentar el deseo. Esta es la técnica ideal para aquellas parejas que han perdido un poco el interés sexual o que han caído en la rutina.

2.- El sexo se practica en el lugar adecuado. Es necesario convertir el dormitorio en un templo para el amor. Es decir, ilumina con velas blancas, pon muchas flores frescas y tengan a mano aceites y cremas ideales para los masajes. Ambienta también con música especial y prepara frutas y jugos refrescantes para los “intermedios”. Además, desconéctense del mundo y no permitan que nada los moleste.

3.- Aprendan a respirar. Olvídense de las palabras y los gritos, aquí hay que concentrarse en la respiración, ésta es la que lleva el ritmo de la relación sexual. Previo al acto mismo, siéntate frente a frente y comiencen a respirar en forma pausada y sincronizada. La idea es que él respire de tu aire y tú del suyo, es decir, cuando uno inhale, el otro debe exhalar. Esto deben hacerlo con los ojos cerrados, sintiendo la respiración por todo el cuerpo y dejando de lado todos los pensamientos. Sin darse cuenta, entrarán en un estado de meditación profundo.

4.- Las caricias son fundamentales. Luego de la respiración y la meditación, aplíquense aceites y masajéense mutuamente por todo el cuerpo, excluyendo los genitales y los pechos. Practiquen esto durante quince minutos y luego descansen. Después, acuéstense mirándose a los ojos, y sin tocarse bésense manteniendo el ritmo de la respiración.

5.- Que los besos recorran el cuerpo. Manteniendo el contacto visual, recorran con besos el cuerpo del otro. Esta vez está permitido todo el cuerpo y debe ser realizado con mucha ternura y suavidad.

6.Penetración tántrica. Luego de haber realizado los pasos anteriores, se da pie a la penetración, la que en el caso del tantrismo es estática. El pene se queda inmóvil dentro de la vagina, mientras continúan las caricias. Permitan que sus propios órganos actúen por sí solos y lleven su propio ritmo. Esto debe durar aproximadamente media hora.

7.- Lo último, el orgasmo. Intenten posponer el orgasmo lo máximo posible, acudiendo a los ejercicios de respiración y a las caricias sutiles. Luego de dos o tres horas de amor tántrico, sus cuerpos serán uno solo y habrán llegado al punto más alto de excitación. Sólo en ese momento podrán dejarse llevar por las sensaciones y disfrutar del orgasmo que esta vez les recorrerá desde los dedos hasta la cabeza en un placer inexplicable y glorioso.

 

Compartelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comenta

*