Sexualidad e imagen, por el Dr. Héctor Valdés.

En los gabinetes de sexualidad es común oír lo que puede cohibir tener una relación sexual considerada plena. Esto es, sin inhibiciones , temores e incluso cierta dosis de vergüenza de que nos vean determinadas zona con la nos sentimos algo incómodos. Peor aún es que nos toquen algún acumulo adiposo que nos incomoda . Lo mismo si el busto está demasiado caído o sufrimos de algún detalle estético que podemos llegar a considerar un pequeño defecto -o que magnifiquemos como un gran defecto-, un defecto que nos impide disfrutar tener sexo entregándonos plenamente.
Personas que prefieren no tener luz en absoluto o que poseen una innumerable cantidad de trucos para no exponer lo que no quieren que quede expuesto de forma evidente.
¡Pero es que no debemos llegar a perder una plena relación íntima por esto!
Obviamente plantearse una cirugía estética será la última opción. Antes debemos ponernos metas .
Yo siempre lo digo: ¿te gusta disfrutar visualmente el cuerpo de tu pareja ? ¡Pues a tu pareja también ! La relación es algo de a dos. Y el físico también.
Este asunto queda muchas veces escondido, no tratado, y las parejas evitan hablar o decirle algo a su compañera o compañero para no herir sentimientos. Todo esto enmascara el concepto del cariño y del amor. Y es verdad que el amor puede mucho. Pero si además le ayudamos manteniendo alto el atractivo físico, nunca va a este demás. Es más, ayudará muchísimo a tener una relación enriquecida. Pero hay que apoyarse entre ambos y hacerlo juntos.
Muchas veces en lugar de demostrar afecto con una cena detrás de otra y chocolates por doquier, se puede mostrar el cariño organizando un paseo en bicicleta juntos, una buena caminata por un parque entretenido o un desafío en tenis o en cualquier deporte. Está demostrado que la atracción física es un importante ayudante en el atractivo que genera la otra persona. Y si esto es algo positivo, ¿por qué vamos a evitar sumárselo al amor? Sólo será enriquecerlo.
Puestos así, lo primero es tomar conciencia de este aspecto y cuidarlo empezando por nosotros mismos. Quienes así lo hacen saben muy bien de sus resultados
Si es la actividad física, la gimnasia , una dieta balanceada , dieta detox, antioxidante, régimen cuando haga falta. Y si aún así no conseguimos lo deseado, pues en esos casos una pequeña ayuda con alguna cirugía estética de un detalle por aquí o algún pequeño rincón por allá, pues todo esto contribuirá al amor. Todo esto ayudará a a cercanía de la pareja y disfrutar proximidad, intimidad, atracción, cercanía y del mejor sexo posible. Todo esto para lo más valioso que cada individuo pueda tener: La pareja. En mi opinión, la pareja es la esencia de la familia. Luego vienen los hijos.
Disfruta sin tapujos y vive intensamente la relación de pareja. Que un rollito nunca se ponga de por medio a un disfrute intenso y pleno.

Dr. Héctor Valdés
Médico Cirujano Plástico
(@HighCareHV).art2474_30min

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *