• Lo que debes saber

    Cómo cuidar la suavidad de la vulva

    Si cuidamos la piel del rostro y del cuerpo, ¿por qué no podríamos cuidar también la de la vulva? Claro, porque la podrías dejar estar y probablemente no pase nada. Pero en cambio si la cuidas y se vuelve más suave, más tonificada y agradable al tacto, tanto mejor. Entonces toma nota de estos pasos e inclúyelos en tu rutina de belleza. 1.- Hazle un buen facial. Suena para la risa, pero hablo en serio. Compra un aceite de coco orgánico y luego de la limpieza habitual, aplica un poco en tus manos y masajea los labios interiores y la apertura de la vagina. Le entregará suavidad y, además, te…